Pedro MORALES +


Bordado Porno
Digital Stereogram on Glassbeads, 2006

 
La estereoscopía se refiere a las técnicas a través de las cuales objetos bidimensionales son hechos para parecer también tridimensionales. En sus estereogramas, Pedro Morales usa estímulos visuales que envían señales ambiguas a los sensores mentales que generan nuestro sentido de la realidad y la conciencia. Al invocar los mecanismos de nuestra visión binocular, sus obras resultan en una impresión de profundidad espacial para ofrecer dos imágenes diferentes en una misma obra artística. En “Bordados Porno”, Morales recurre a patrones estereoscópicos que en principio parecen distribuidos en secuencias repetitivas, herencia de su trabajo con la geometría fractal. Sólo que cuando la visión cede espacio a la percepción de una nueva realidad, la tercera dimensión nos descubre sus volúmenes virtuales, cuerpos que se enredan entregados al amor, secreto de sus bordados digitales estereográficos. En un momento tan íntimo como poderoso, el observador comprende que el bordado contiene un mundo virtual en 3D. Una vez consciente de esta realidad virtual a la que ha llegado con sus propios ojos, los bordados porno de Morales instigan a una alternancia contínua entre las dos, a una exploración de la belleza desde estados de conciencia separados. Pedro Morales es pionero del Arte Digital en América Latina. Desde 1989 ha dedicado su esfuerzo a la investigación de la profunda relación entre ciencia y belleza. El encanto de entrar concientemente a un mundo tridimensional en un plano es producto del estudio que Morales continuamente muestra en sus obras, acerca de los procesos cognitivos que permiten crear una realidad virtual en respuesta a los impulsos visuales y a las señales estereoscópicas que nos entrega. Su obra artística ha sido amplia e internacionalmente reconocida. Nacido en Maracaibo en 1958, su obra fue seleccionada para representar a Venezuela en la Quincuagésima Bienal de Venecia en 2003.